13 de maio de 2018

día 13.

Me digo "la enfermedad es morada, a veces verde brillante" y después llego a un parque de flores viola como gigantes. Hay esconderijos de arbustos y niñas de faldas blancas como en los dibujos pero son de verdad. La soledad que elijo en dias como este me lleva a lugares extraños. "Isn't it brutal". Siento la debilidad del cuerpo a flor de piel, es decir, hubo un antes y un después de entender que el cuerpo es realmente finito aunque hoy todo este bien. Hay un cuerpo entero adentro de la piel que desconozco, por eso fijo la mirada en viejas ilustraciones de bacterias. Amo sus formas y colores. Habrá solo una forma de conocerlas: experimentándolas. Armaré un inventario de bacterias, otro de tejidos, otro de planetas y constelaciones. Sigo pensando en el infinito, mirando los castillos de arquitectura árabe totalmente fuera de lugar. Los moratorios estériles entre mi casa y el Tiergarten, las telarañas gigantes donde los gusanos enredados moviéndose entre si.


Sem comentários:

Enviar um comentário